Queso de Mucientes, el mejor queso artesano

La Quesería Artesanal de Mucientes (Valladolid), de Alfredo González e Isabel Edesa, ha ganado gran cantidad de premios en un breve espacio de tiempo, convirtiéndose sus quesos en unos de los más apreciados por los expertos.

Queso de Mucientes

Y es que esta pequeña empresa familiar, fundada en el año 2005, es todo un ejemplo de saber hacer y de precocidad ya que con apenas un año de funcionamiento, ya se había alzado con el premio al mejor queso artesano en los Cincho 2006.

Luego, la Quesería Artesanal de Mucientes ha seguido repitiendo galardones en los Cincho, así como medallas de oro, plata y bronce en diversas ediciones del World Cheese Awards, el certamen ferial internacional más importante del sector.

Evidentemente tales reconocimientos no son fruto de la casualidad, sino consecuencia de un saber hacer extraordinario y de una materia prima excepcional, la leche que les proporcionan las más de 700 ovejas de que disponen y que es la única que usan para elaborar sus productos.

Y aquí radica uno de sus secretos, ya que el control exhaustivo de la materia prima permite ofrecer al cliente un producto con la garantía absoluta de que el artesano ha controlado el proceso de producción desde el inicio hasta el final.

Cuando el visitante se desplaza hasta la quesería, en el pueblo de Mucientes a 10Km. de Valladolid, rodeado de viñas en plena D.O. Cigales, se encuentra con unas modestísimas instalaciones que no anticipan los tesoros que en su interior se elaboran.

Pero vamos al queso de Mucientes, en concreto al curado con una maduración mínima de 7 meses, que tiene, como no podía ser de otra forma, un marcado sabor a oveja, que deja un agradable regusto y con cierta tendencia al picor.

queso de mucientes

El semicurado por supuesto también es digno de probarse y sea quizás más aconsejable para las personas que no gusten de los quesos fuertes. Tiene una maduración mínima de tres meses y medio hasta cuatro meses y medio.

Por supuesto los quesos de Mucientes se deben consumir a temperatura ambiente y nunca comerlos refrigerados. Acompañados de un buen vino tinto de la Ribera, o bien aderezados con miel y Piñones de Pedrajas o aceite de oliva virgen, son algo espectacular.

Otras delicatesen que no pueden pasarse por alto son los yogures y cuajadas. Estas últimas son elaboradas únicamente con leche y cuajo, sin ningún otro ingrediente como agar o gelatina. Los yogures son absolutamente deliciosos, con una cremosidad y acidez óptimas y con un sabor excepcional.

Queso de Mucientes, el preferido de los expertos

Imperdonable el no probar alguno de los productos de la Quesería Artesanal de Mucientes, sobre todo para los Vallisoletanos que tienen estas delicias a tiro de piedra.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.