Oikos de Danone. Nunca un sabor tan sencillo, tan blanco, tan puro, provocó un placer tan intenso. Con su sabor irresistible y su cremosidad única, Oikos es para muchos el mejor yogur del mundo.



En casa somos unos apasionados del auténtico yogur, el yogur puro. Y si hay un yogur que nos ofrezca esto en el mercado ese es el yogur griego de Danone. Un producto que nos cautivó desde que salió al mercado por su cremosidad, textura y sabor.

Con el paso del tiempo, este yogur se ha ido reinventado hasta conseguir que todo el mundo le considere el mejor yogur del planeta. ¿Esto como es posible? Fácil, tan sólo por el hecho de convertir el simple y puro placer de tomar un yogur Oikos de Danone, en un placer cotidianamente extraordinario.

Esto sólo ocurre con Oikos. Un yogur único que encontramos en el mercado en diez variedades distintas: Oikos natural, natural azucarado, sabor a Café, Fresas, Higos, Mediterráneo, además de la gama Oikos Sensaciones, unos yogures con sabores tan sugerentes y refrescantes como pueden ser yogur al toque de Lima-Limón, al toque de Menta,  al toque de vainilla y stracciatella. Sabores únicos y muy diferentes a los que podemos encontrar en el mercado, ideales para convertir nuestro día a día, en algo muy especial.

Igual el nombre te parece algo “raro”, pero Oikos significa “casa” en griego. Un nombre con el cual Danone pretende homenajear a la receta milenaria que se prepara en cada “oikos” griega y la cual nosotros disfrutamos todos los días en la nuestra gracias a Oikos. Para nosotros, posiblemente, el mejor yogur del mundo.

Send this to friend