El otoño invade nuestra cocina y presenta platos con ingredientes tan nuestros como lo son la caza, las setas y el dulce más dulce, el membrillo.

Crema de membrillo con vino dulce


El dulce de membrillo, también llamado carne de membrillo es un dulce preparado a partir de la fruta del membrillo.
Originario de España este fruto, que lleva el mismo nombre que su árbol, pertenece a la familia de las rosáceas lo que justifica su aroma tan especial y peculiar.

Aunque existen otros tipos de membrillos con tonalidades más verdosas, de tamaños irregulares y aromas de diferente intensidad, el membrillo común se caracteriza por ser de tamaño medio, tener un color de piel amarillo oro y ser bastante áspero al tacto. En cuanto al sabor, es mejor no comer un membrillo tal cual.

Su bajo contenido en azúcares, su gran cantidad de fibra y su elevado nivel de minerales, hacen de esta fruta una fuente de beneficios para nuestra salud.

En estos momentos nos encontramos en plena temporada ya que se extiende desde finales del mes de septiembre hasta principios de febrero y en el mercado lo encontramos durante todo el año como el típico dulce de membrillo, además de otras elaboraciones más sofisticadas como esta receta de crema de membrillo con vino dulce o esta otra de Crema de membrillo y ciruela roja.

Y así nos lo presenta desde hace 150 años la empresa, afincada en Ávila, Santa Teresa que elaboran diariamente y de forma artesanal este producto con fruta fresca de cosecha española en otoño-invierno y de cosecha chilena en primavera-verano.

La elaboración de esta delicia es simple, una parte de azúcar y otra parte de fruta, pero en esta empresa utilizan el fruto entero, sin el corazón ni la piel, de esta forma consiguen un producto con unas cualidades y características organolépticas únicas y diferentes.

Además tienen otras formas de hacer membrillo: compotas, jaleas, mermeladas, confituras, gelatina y recetas básicas que se utilizan para preparar otras recetas como tatín de membrillo, al vino tinto o asados.

Apto para celiacos, la carne de membrillo Santa Teresa no añade ni conservantes ni aditivos ofreciendo un producto natural y de gran calidad al consumidor por lo que son muchas las formas en las que podemos degustarlo.

Sólo o acompañando a platos dulces, como la tarta de queso, o salados como la brandada de bacalao con membrillo y piñones.

Sea como fuere, no dejemos pasar la oportunidad de endulzarnos el otoño con uno de los postres más típicos y tradicionales de nuestra gastronomía, el dulce de membrillo.

También te puede gustar

Crema de manzana

Cada vez que hago alguna receta con manzanas, en las cuales hay que desechar las peladuras,...

Crema de Castañas

Cuando preparo esta crema de castañas, su olor a anís inunda toda la casa. Y claro, ese aroma...

Receta de ensaimada

La elaboración de las ensaimadas no es muy complicada pero si que requiere un largo tiempo de...