La Papaya, una fruta sana y deliciosa

La papaya es una fruta tropical muy jugosa, de consistencia mantecosa, además de blanda, que ocupa el primer puesto mundial en lo que a exportación se refiere.

La Papaya, una fruta sana y deliciosa

La papaya es una fruta tropical cuyo origen no está muy claro. Hay voces que lo sitúan en  México y otras que proviene de Perú, pero de una manera u otra su cultivo actualmente se distribuye entre América, África, Asia y Europa (Sur de España e Islas Canarias).

Esta fruta presenta una piel fina y de color verde amarillento, cuando la encontramos en el mercado madura, y su interior es de un tono anaranjado o rojizo que lo hace irresistible al paladar.

La Papaya, una fruta sana y deliciosa

Al abrir una papaya y aspirar su aroma, este nos recordará el olor del melón más dulce que podamos encontrar en verano. Luego su sabor nos puede recordar a varias frutas maduras, pera, melón e incluso a las fresas.

Cuando vayamos a comprar papaya, tenemos que fijarnos primero en su color, ya sabes, que sea de un tono amarillento. Para comprobar que está madura, presiona con los dedos la fruta, si cede fácilmente, está en el momento óptimo para su consumo. Es más, como en la papaya de la fotografía, es muy frecuente encontrar algunas manchas marrones sobre su piel, pero esto no es síntoma de que esté “pasada”, ya que no afecta para nada a la calidad de su pulpa.

Ten en cuenta que es una fruta muy frágil y bastante perecedera, por ello se la debe manipular con sumo cuidado. Cuando está madura se ha de conservar en el frigorífico, dónde la podremos mantener en buenas condiciones durante una semana, aproximadamente. Aunque si la compramos muy verde, sin madurar, la debemos dejar a temperatura ambiente hasta que la piel verde comience amarillearse. Si esto no sucede, es señal de que la fruta está insípida y sin sabor, si fuera así, te recomiendo que la prepares en algún postre.

La Papaya, una fruta sana y deliciosa

Esta suave y dulce fruta tiene propiedades digestivas, antiinflamatorias y antisépticas. Además en nuestra cocina es muy versátil ya que combina muy bien con un sin fin de alimentos, jamón, ensaladas, sopas frías, pinchos y tapas, guarniciones de verduras, carpachos, flanes, cremas o rebozadas en un irresistible chocolate negro fundido.

La papaya es una fruta rica en vitaminas A, C, E y alguna del complejo B, calcio, fósforo, magnesio, y alguna más, en menor cantidad. También su consumo nos garantiza el 38% del aporte diario recomendado de ácido fólico. Además nos aporta Papaína, una enzima (exclusiva de la papaya) que nos ayuda a digerir las proteínas.

La Papaya, una fruta sana y deliciosa

Esto convierte a la papaya en el perfecto aliado de nuestro sistema digestivo, además de ser un postre sano, rico y apetecible al paladar.

6 Respuestas

  1. Carlos Dube

    La papaya es una de las frutas más sanas que existen, pero para nosotros no es la más rica. En casa de mis padres la tomábamos con azúcar y zumo de limón, por un lado para potenciar su escaso azúcar, y por otro lado para redondear un sabor que roza lo insípedo, a excepción de algunas variedades muy maduras que encontramos en Málaga que de verdad Iscariote, tendrías ue verlas.

    Creo recordar además que el papa Juan Pablo II la tomaba para intentar paliar o demorar los avances del agresivo cáncer de estómago que padeció. No soy afín a la religión en absoluto, pero estas cosas uno las oye y se las graba en la mollera sin querer. Y es que es curioso que con todos los medios que existen al alcance de la gente con dinero, al final el Vaticano le daba papaya.

    Pues al igual que la piña, y como tú dices, es el postre perfecto para ayudar a digerir comidas copiosas, y dependiendo de la variedad, la maduración se rige por unas características. Puedes ver algo de información aquí

    Un placer leerte.

  2. Jesús Miguel García Martín

    Si que es curioso Carlos. Aunque más curiosas son las papayas que ponéis en vuestro artículo. ¡Parecen Mangos!

    Buscando información sobre la papaya he encontrado que su consumo ayuda a combatir la infertilidad masculina, ya que gracias a la papaína la salud reproductiva del hombre mejora. Aunque, por el contrario, esta misma encima en las mujeres que consumen a diario esta fruta inhibe la producción de los estrógenos por lo que no sería muy adecuado para su fertilidad.

    Al final, como tu bien dices, muchas investigaciones científicas y mucho gasto farmacéutico y tenemos las soluciones a muchos males al alcance de la mano.

    Un saludo Carlos

  3. Carlos Dube

    Pues sí que es curioso eso que has leído sobre la fertilidad. Los sexos opuestos,… más opuestos que nunca. Un saludo.

Send this to friend