Jamón Ibérico de bellota o Jamón Ibérico de cebo

Jamón Ibérico de bellota o Jamón Ibérico de cebo. Estas serán las dos únicas categorías de jamones ibéricos que existiran, si es aprobada la propuesta que ha realizado la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (Asici) al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Jamón de Guijuelo

La Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (Asici) trasladará al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) que se modifique la norma de calidad de sus productos, con la reducción del número de categorías de alimentación de las cuatro actuales (bellota, recebo, cebo de campo o cebo) a dos: Jamón Ibérico de bellota o Jamón Ibérico de cebo.

Si esta propuesta fuese aprobada en el Real Decreto que está preparando el MAGRAMA,  solo existiría en el mercado jamón proveniente del cerdo ibérico puro y cerdo ibérico, bajo dos categorías: Jamón Ibérico de bellota o Jamón Ibérico de cebo, en vez de cuatro como existen actualmente y las cuales os detallamos a continuación:

Jamón Ibérico de Bellota: Un producto que proviene de un cerdo ibérico alimentado exclusivamente en régimen de montanera de bellotas y pastos naturales. Es el más exquisito, y también el más caro.

Jamón Ibérico de Recebo: Proviene de un cerdo ibérico que ha sido alimentado de forma mixta: con bellotas, pastos y con piensos. No es tan exquisito como el anterior pero para los menos “puristas” o “entendidos”, es el más consumido gracias a su relación calidad+precio.

Jamón Ibérico de Cebo: Proviene de un cerdo ibérico que se ha alimentado de pastos naturales y piensos.

Jamón Ibérico de Cebo de Campo: Proviene de un cerdo ibérico que se ha alimentado de pastos naturales y piensos en terrenos al aire libre.

Corte de Jamón

Aparte de esta propuesta, Asici, que representa a ganaderos e industriales del sector, ha acordado además que se simplifique los requisitos exigibles a cada categoría y plantea la necesidad de que se refuercen bastante los controles de la norma, así como la aplicación de mayores sanciones en incumplimientos y fraudes, que perjudican notablemente la imagen de este producto tan característico de nuestra gastronomía, que está sufriendo una gran crisis de ventas en los últimos años.

Por este motivo la interprofesional del sector también se plantea la exclusión del uso de las denominaciones, dibujos e imágenes asociados al campo, a la raza, a la dehesa y a las menciones tradicionales en el etiquetado, como poblaciones, comarcas, marca comercial y publicidad de productos que no sean de bellota auténticos.

Estas propuestas, si son aceptadas por el MAGRAMA, darán un giro sustancial a la normativa actual pasando de cuatro categorías de alimentación, como ya te hemos comentado, a dos: Jamón Ibérico de bellota o Jamón Ibérico de cebo.

Una Respuesta

  1. María José

    En nuestra casa es muy habitual comprar jamón y en realidad si no tienes alguien de confianza, es fácil equivocarse a la hora de comprar un jamón ibérico. A veces no sabemos que compramos…

Send this to friend