Con Pepa y el olivar y “P” by Pepa se presenta un aceite de oliva virgen extra, donde se unen sabor y diseño innovadores huyendo claramente del aspecto tradicional y apostando por un enfoque moderno y atrevido.

Aceites de oliva Bypepa

Mucho se ha hablado ya del aceite de oliva, el oro líquido, el ingrediente principal y estrella de miles de recetas de nuestra envidiada dieta mediterránea, el producto que no puede faltar en nuestras cocinas.

Archiconocido por sus innumerables propiedades beneficiosas para la salud, el aceite de oliva es atemporal, no pasa de moda, y se ha ido adaptando a las necesidades del mercado. Además hemos venido observando, gratamente, que algunas empresas y marcas del sector se han sumado a la tendencia, cada vez más importante, de trabajar en el packaging o envase que contiene este producto para ensalzarlo, sobre todo el aceite dirigido al mercado gourmet y delicatesen.

Y hay que decir que esto nuevo no es, porque los italianos lo llevan haciendo desde hace mucho tiempo y la verdad que muy bien.

¿Podría decirse que estamos siguiendo los pasos de nuestros vecinos y principales competidores al usar la herramienta imprescindible a la hora de embellecer y vender este cotizado producto, el marketing?
Podemos confirmarlo y buen ejemplo de ello lo encontramos en este aceite de “by pepa” que hemos tenido la oportunidad de probar: Aceite de oliva Pepa y el olivar y “P” by Pepa.

En este aceite, de altísima calidad, las botellas y cajas no pasan desapercibidos. Su filosofía es emocionar desde el primer momento con un diseño que entra por los ojos y que alcanza su máxima expresión en el paladar.

Con Pepa y el olivar y “P” by Pepa se presenta un producto donde se unen sabor y diseño innovadores huyendo claramente del aspecto tradicional y apostando por un enfoque moderno y atrevido.

Pepa y el Olivar

Pepa y el Olivar es un aceite de oliva virgen extra que destaca por un fino control de los amargos que le permite matizar sus notas afrutadas. Está formado exclusivamente por aceite de olivas arbequinas y su color es verde-dorado, indicador de su alta calidad, ya que es un aceite sin filtrar correspondiente a la primera prensada de cada año y producido sólo mediante procesos mecánicos. Las unidades son limitadas.

Pepa y el Olivar, aceite de oliva

Las olivas arbequinas que forma el aceite Pepa y el Olivar se recogen en los diez primeros días de noviembre de cada año. Hasta entonces, el equipo técnico se encarga de realizar un control para protegerlas de las inclemencias del tiempo y garantizar que siempre dispongan de todo lo necesario para que su proceso de maduración sea de la mayor calidad posible.

Para conocer un poco más esta variedad, decir que la arbequina es una de las más conocidas de España. Es originaria de la localidad de Arbeca, en la comarca leridana de Les Garrigues, de donde le viene el nombre.

Según la historia, su origen está en Mallorca y la tradición cuenta que el Rey Jaime I la trajo a Cataluña desde Mallorca y que uno de sus súbditos, el Señor de Arbeca, plantó esta variedad en su feudo. Otros consideran que llegó a la península a través de los templarios.

Sea como fuere, esta variedad se extiende por las provincias de Tarragona (DO Siurana) y Lérida (DO Les Garrigues) y se caracterizan por ser aceitunas pequeñas, pero muy apreciadas por su precoz entrada en producción con un periodo medio de maduración entre la segunda semana de diciembre y la segunda de enero. Su productividad es elevada y tiene un buen rendimiento graso, sobre 20,5 % de aceite, lo que hace que lo sitúe entre las variedades con mayor porcentaje de extracción de aceite.

Aromas y sabores

La arbequina consigue que los aceites presenten un olor afrutado fresco con aromas a almendras y otras frutas. Amargan y pican muy poco, la nota de astringencia no aparece nunca y de entrada presentan una gran suavidad y ofrecen una sensación táctil de almendrado muy agradable y delicado.

Se podría describir como aceite de características armoniosas, suaves, ligeras, delicadas, dulces, casi siempre almendrados y con un aroma a frutos maduros (papilla de frutas y manzana), en los que a veces se atisban aromas exóticos.

Sin embargo, también se da el tipo de aceite frutado ligeramente verde y medianamente amargo, picante y dulce. Este aceite corresponde al de principio de campaña, cuando las aceitunas están todavía verdes y esta característica se refleja lógicamente en el perfil organoléptico del aceite.

Por su composición son algo más delicados que otras variedades frente a la oxidación y una vez envasados es muy importante que estén al resguardo de la luz y el calor.
Dadas estas referencias, sólo no queda decir que al catarlo, Pepa y el Olivar asombra y no defrauda.

“P” by Pepa

“P” by Pepa es un aceite de carácter intenso elaborado con olivas de variedad Hojiblanco y Picudo. Procede del Sur de España, concretamente de Córdoba.

P By Pepa aceite de oliva virgen extra

El pronto prensado y la cuidada selección de las mejores olivas en cada cosecha otorgan su máxima calidad. Su sabor exclusivo y aromático viene acompañado de un color dorado verdoso que indica su naturaleza de aceite de oliva virgen extra.

Cata

En nariz se caracteriza por una intensidad media de frutado, con predominio del verde hoja. Se perciben matices de albahaca y almendras. La percepción de estos dos atributos sorprende en la evaluación sensorial.
En boca presenta intensidades altas de picante convirtiéndolo en un aceite atractivo y fuerte.

Su color es dorado intenso con un tono opaco debido a que es un aceite sin filtrar.

Diseño

El diseño de su botella y envase es austero y está inspirado en las cosas sobrias, auténticas, íntimas y elegantes.

Nos ha gustado mucho la propuesta de “by pepa”, ya que combina una gama de aceites de oliva virgen extra de la más alta calidad, con un packaging sumamente atractivo y sugerente.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.