Desplome del precio del aceite en origen

El precio en origen del aceite de oliva se ha situado en 1,75 euros el kilo, casi un euro menos que hace un año y un 26% menos que hace un mes.

aceite oliva

Desde hace unos meses los productores andaluces están alarmados por la caída en picado que está sufriendo el precio del aceite de oliva. Sus quejas las han elevado hasta instancias de la Junta de Andalucía y esta, a través del consejero de Agricultura (Martín Soler), ha solicitado al Observatorio de Precios del Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino que elaborare un informe en el que analicen las causas de este desplome de precios del aceite de oliva en origen.

En este sentido, el consejero ha apuntado que “se está produciendo un incremento del consumo y de las subvenciones europeas, pero el precio sigue estando tan bajo que no cubre los gastos de producción de los agricultores“.

Los productores de aceite de oliva achacan el descenso del precio a la presión que ejercen los distribuidores para ajustar costes y empujar a la baja los precios, pues el precio para el consumidor no baja y oscila entre los 2,59 euros por kilo de las marcas blancas y los 3,89 euros de las firmas más conocidas.

Estos, en concreto, ponen la mirada sobre tres grandes grupos aceiteros (SOS, Sovena y Acesur), que controlan cerca del 80% de las operaciones comerciales y ejercen su posición de dominio pagando a los productores precios que, según el sector, deja a más del 80% de las explotaciones por debajo del umbral de la rentabilidad.

Y esto, al final, paraliza el mercado. Según un informe de la Consejería de Agricultura, en el último mes las ventas apenas han superado las 16.000 toneladas, un 66% menos que la campaña anterior, debido principalmente a que los productores se resisten a vender por debajo de costes.

La organización agraria COAG-A ha estimado que los olivareros andaluces han perdido 784 millones de euros en el último año como consecuencia del descenso del precio del aceite, unas pérdidas que, según apuntan, amenazan la viabilidad de un sector que genera más del 30% del empleo agrario en Andalucía y del que viven más de 300 municipios andaluces.

Esta organización agraria ha decidido pasar a la acción y ha convocado para el próximo 29 de enero un paro olivarero en la provincia de Jaén, que quieren que sea el primero de una campaña de movilizaciones para denunciar las prácticas “especulativas” que se producen en el mercado de aceite de oliva.

COAG Andalucía avisa: “Si no existe una intervención de las administraciones para regular el mercado, la presión que están ejerciendo los grupos industriales sobre el mercado del aceite de oliva provocará un fuerte ajuste estructural de las explotaciones olivareras andaluzas, las cuales hasta la fecha han sido las más competitivas del mundo“.

Vía: diariodejaen.es

2 Respuestas

  1. Su

    Estos temas son la leche, cada vez entiendo menos, gracias por tratarlos.
    Un abrazo, grande.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend