Salón Internacional del Gusto al cuidado del medio ambiente

Hoy comienza en Turín (Italia) la cita enológica y gastronómica más ecológica del año,  el “Salón Internacional del Gusto”, que en esta, en su séptima edición, prestará especial atención al cuidado del medio ambiente.

Salón Internacional del Gusto

El Salón Internacional del Gusto, donde se podrán degustar las delicias provenientes de más de 153 países, entre ellos España, se caracterizará por ser uno de los eventos gastronómicos que menos impacto ambiental tiene para la ciudad donde se desarrolla, ya que sus organizadores han reformado las instalaciones del evento para que sean lo menos contaminantes posible.

Es tal la lucha que ejerce el Salón del Gusto por el medio ambiente, que en esta edición (se celebra de forma bienal), se ha unido al encuentro “Terra Madre”, que desde hace tres años reúne en la misma ciudad, Turín, a más de un millar de “comunidades del Alimento”, formadas por todas aquellas personas que trabajan el campo de una manera ecológica.

Tanto “Terra Madre” como el “Salón del Gusto” habían colaborado estrechamente en la anterior edición del Salón del Gusto en 2006 y en esta ocasión han querido consolidar esa relación creando un espacio único de debate y sensibilización sobre los grandes temas de la “eco-gastronomía”.

La organización de ambas ferias esperan reducir, en un tercio, el volumen de desechos generados por el evento, de los 200.000 kg. producidos en 2006 a 56.000 kg. que esperan recoger este año.

Para llevar a cabo este objetivo, por ejemplo, se ha suprimido la moqueta que recubre los pabellones ya que no puede ser reciclada; se ha limitado el uso de carteles en los pabellones y se ha empleado material reutilizable en la construcción de las casetas, que después se usarán para otros fines.

Asimismo, crearán un bosque en los márgenes del río Po, que pasa por Turín, para compensar las emisiones de CO2 que se produzcan durante el evento.

En esta misma línea, el certamen difundirá valores como los que proclama el movimiento “Slow-Food“, una organización de origen italiano que lucha para que los alimentos cumplan tres requisitos indispensables, ser “buenos, limpios y justos”.

O lo que es lo mismo, que salvaguarden las tradiciones gastronómicas regionales, sean producidos sin perjudicar la tierra y se comercialicen ajustándose a los principios de justicia social.

Como ves no es sólo una feria donde se pueda comer bien, sino que, sobre todo es un lugar en el que aprender a elegir un alimento conociendo su historia de base, el impacto que tendrá en nuestra salud y sobre todo en el medio ambiente que nos rodea.

Todo esto y más lo podremos aprender en las conferencias, seminarios y los denominados “laboratorios del gusto” (con degustaciones guiadas por agricultores y pescadores incluidas), que se celebrarán en el Salón del Gusto de Turín hasta el próximo 27 de octubre del 2008.

Nosotros no podemos asistir, por falta de tiempo y medios, pero si tu vas…¿te importa comentárnoslo?

Vía: europapress

Más información: salonedelgusto.it

Send this to friend