Madrid Restaurant Week

Si hace unos días os hablamos del Rioja Restaurant Week, hoy os queremos recomendar una propuesta gastronómica, “Madrid Restaurant Week”, que ya ha pasado por ciudades como Nueva York, Londres, Rio de Janeiro, Ámsterdan o Lisboa, entre otras muchas ciudades.

Madrid Restaurant Week

Este nuevo evento gastronómico de la capital de España, “Madrid Restaurant Week“, ofrecerá a madrileños y turistas la posibilidad de degustar menús solidarios por 25 euros(sin bebida), en 24 restaurantes de alto nivel del 21 al 30 de octubre.

La “Madrid Restaurant Week“, tiene como objetivo “democratizar” el acceso a la restauración de calidad a un precio especialmente atractivo para el comensal, aparte de contribuir con acciones de responsabilidad social, por eso en esta ocasión, un euro de cada menú solidario ira para la ONG Fundación Española del Corazón y la ONCE.

Entre los restaurantes adheridos al “Madrid Restaurant Week“, y por lo tanto ofrecerán estos menús solidarios, encontramos el Dassa Bassa, Pedro Larumbe, El Cenador de Salvador o El Chaflán, entre otros.

Si quieres obtener más información sobre los restaurantes participantes y los menús especiales puedes consultar la web www.madrid-restaurantweek.com/

Aunque también han editado un folleto explicativo que se distribuirá en los centros y puntos de información turística del Ayuntamiento de la capital.

Si te quieres acercar hasta Madrid a conocer su gastronomía, cultura e historia no dudes en aprovechar esta oportunidad que te da la “Madrid Restaurant Week“.

3 Respuestas

  1. KristinaKriticaKocinas

    Yo llamé a Pedro Larumbe para reservar. Efectivamente se trata de un precio cerrado de 25 euros, bebida y café a parte. El menú está compuesto por lasaña de verduras, chicharro y sopa de piña. Yo no entro en la combinación de platos (por cierto, en mi opinión de lo más extraña, parece que está compuesto por lo sobrante de la cámara frigorífica) y aunque entiendo que no pueden servir por ese precio angulas, considero el menú digno de comedor de empleados. En definitiva, menú a 25 euros bebidas a precio de restaurante de lujo, resulta una cena mediocre por 45 euros. Eso sí, en Pedro Larumbe!
    Me parece una tomadura de pelo.

    Responder
  2. Luquis

    Soy asiduo a este tipo de iniciativas y, como siempre, hay restaurantes mejores y peores. Hasta el momento nunca había salido descontento, unas veces mejor y otras peor, pero nunca como para sentir que me habían tomado el pelo. Hasta ahora.
    Reservamos en Dassa Bassa, del famoso y televisivo cheff Dario Barrio. Lo primero de todo es que nos sentaron en la mesa y no sabíamos si hacía falta avisar de nuevo que íbamos para la Madrid Restaurant Week, ya que apenas se dirigieron a nosotros. Pedimos vino (a temperatura muy por debajo de lo recomendable), no nos pusieron ningún aperitivo (a otra mesa que no iba para la Week sí le pusieron) y sólo nos enteramos de que sabían que íbamos para la R. Week cuando nos trajeron el primer plato.
    En ningún momento nos dijeron cuál era el menú, y apenas entendimos lo que nos pusieron en los escasos dos segundos en los que nos lanzaron los platos a la mesa. Craso error nuestro no haber mirado de antemano el menú en internet.
    De primero pastel de cabracho, rico, pero nada especial. El siguiente plato unos pimientos de piquillo rellenos con patatas para acompañar. No supimos de qué estaban rellenos hasta que volvimos a casa y lo miramos en internet (rabo de toro, aunque todavía me cabe la duda de dónde estaba). Ingenuos, pensamos que los pimientos eran otro entrante y no terminamos el plato para disfrutar del plato principal… Nunca nos pudimos imaginar que ese era el plato fuerte hasta que se lo llevaron y nos quitaron el pan. De postre tiramisú con sorbete de maracuyá, la crema de tiramisú estaba rica, el bizcocho de los peores que he tomado jamás, y el sorbete no estaba mal, pero la acidez no era nada agradable en contraste con el resto del postre.
    Cafés ricos (a 4€ el café).
    Y por último y más indignante, en lugar de cobrarte los 25€, o traerte al menos el buzón donde echar el donativo (como ocurre en los otros restaurantes de la R. Week que hemos estado), nos cobraron 24€ y nos dieron un cupón para que luego tuviéramos que buscar a un camarero en la primera planta (difícil tarea) y le diéramos dos euros para que nos “dejara” echar el cupón del donativo. Muy cutre. Y lo peor es que de este modo dudo que la mitad de la gente que vaya deje el donativo. Indignante.
    Resumiendo, la comida era normal, escasa y cara incluso a 25€. El servicio realmente dejaba muchísimo que desear, y la diferenciación con las mesas que no iban a la R Week era tan evidente que el cheff salía atender a estas mesas mientras que a nosotros nos costaba que nos hicieran un mínimo caso. Servicio más propio de un McDonalds que de un restaurante de calidad. Con café, vino e IVA la cena fueron casi 90€ y nos quedamos con hambre.
    Mi consejo es que es mejor que locales como éste no se adhieran a este tipo de iniciativas si no planean dar un servicio digno de calidad en servicio y comida.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.