El jamón serrano, pone por primera vez el pie (pezuña más bien), en China.

Elena Espinosa cortando jamón en China

La ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, fue la encargada , durante su visita al pabellón español, de cortar jamón



Lo puso en la inauguración de la Feria Internacional de Alimentación SIAL 2007, que se celebra en Shanghai (China), desde hoy hasta el próximo sábado 12 de mayo.

La ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, fue la encargada , durante su visita al pabellón español, de cortar jamón ante los medios de comunicación locales, lo que es importante para que tanto el público como los importadores chinos “puedan saber también de lo que estamos hablando, no solamente con papeles, con documentación, con imágenes, sino con el propio sabor”, explicó.

El mercado chino estaba cerrado al jamón español, tanto el serrano como el ibérico.

Lo sigue estando, aunque a partir de hoy los chinos que asistan a la feria alimentaria Sial, podrán decir que han hincado el diente y encima con un buen vino tinto junto con otros manjares de la “dieta mediterránea”.

No se si habrán llegado a probar muchos “el jamón”, ya que sólo ha sido permitida la entrada de catorce kilos de bellota auténtico, deshuesado y envasado al vacío, y en estos actos siempre acuden muchos políticos, nacionales e internacionales (en este caso españoles), y conociéndonos, los chinos habrán catado poco jamón.

El jamón español todavía no ha sido aprobado por China para su exportación al gigante asiático aunque lo más seguro es que en unos meses sea aprobada la definitiva entrada del jamón en el complicado mercado de la República Popular, habida cuenta de que las autoridades comunistas llevan muy avanzado el proceso de verificación de las condiciones exigidas para que el plato estrella de la cocina española se introduzca en este mercado de más de 1.300 millones de personas, el más importante del mundo.

Se da la circunstancia de que el jamón ha sido autorizado hace 20 días en Brasil, aunque esta medida de Lula da Silva ha pasado desapercibida para los medios españoles.

Y no hace muchos años que se levantó el veto en Estados Unidos, que se sumaba así a una larga lista de países como México, Argentina, Chile y Rusia, amén de todos los de la Unión Europea, en donde no hay restricciones para el ibérico de bellota.

También se puede consumir jamón ibérico, y por supuesto jamón serrano y demás derivados del cerdo procedente de España, en la descolonizada Hong Kong, pero no así en el resto del territorio histórico de la República Popular, como tampoco en Taiwán ni en Corea.

España produce cada año unos 3 millones de toneladas de carne porcino, de las cuales 750.000 se destinan a la exportación, principalmente a la Unión Europea.

China es el primer productor porcino del mundo, pero no dispone prácticamente de una industria elaboradora y tampoco “creo” de encinas que den bellotas para la alimentación de tanto cerdo, aunque pensándolo bien, todo puede ser…

Allí también tienen jamón, no es serrano ni ibérico está muy poco curado y se come cocinado y no crudo.

Espero que no nos “copien nuestro jamón”, que ya se sabe que los chinos son muy listos…

Vía: actualidad.terra.es

4 Respuestas

  1. Xomin

    Creo que sólo pudieron hacer caldo con el hueso…
    Ups¡ si no le llevaron
    Otra vez le probaran

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.