Fiesta de la cerveza en Salamanca

El espíritu alemán ya se deja ver por Salamanca, la celebración de la primera Fiesta de la Cerveza permitirá disfrutar durante algo más de dos semanas de los numerosos atractivos de esta bebida alemana y del ambiente propio del país.

Fiesta de la cerveza

Esta iniciativa parte de la empresa Bierfeste y de su propietario, Wolfgang Kramer, cuyo objetivo es ‘mostrar las mejores costumbres alemanas’.

Todo ello unido a la posibilidad de conocer la cultura que rodea a la cerveza en el país germano. Tales son las expectativas creadas por este empresario, que Kramer ya se ha planteado consolidar esta fiesta durante los próximos cinco años.

Desde el pasado jueves y hasta el próximo 15 de octubre, todo aquel que se acerque hasta los alrededores del Puente Romano de Salamanca podrá formar parte de esta Fiesta de la Cerveza. Un encuentro consolidado ya en varias ciudades del país como Calpe -la fiesta de la cerveza más antigua del país con diecinueve ediciones- o Bilbao. Unas ciudades a las que se unen este año Mallorca y Salamanca.

Esta fiesta cuenta con una gran carpa principal en la que se sirve exclusivamente cerveza ‘Paulaner’. Los clientes podrán degustar las propiedades de la mejor cerveza alemana. Pero la bebida debe estar acompañada con algunos productos de gastronomía germana encabezados por las habituales salchichas.

Aparte de la tradicional cerveza, el visitante podrá saborear salchichas de todo tipo: las famosas Frankfurt, otras asadas de hasta un metro de longitud o con curry.

También se pueden probar dos productos típicos bávaros: ensalada de patatas y la Laugenbrezel o rosquilla salada. Junto a la gran carpa, la organización ha habilitado en el recinto otras 23 gestionadas por hosteleros salmantinos. La primera Fiesta de la Cerveza cuenta con una orquesta alemana compuesta por diez personas que tocan permanentemente música tradicional de su país de origen. ¿Por qué se llama Oktoberfest cuando en realidad la celebración comienza en septiembre? La fiesta Oktoberfest de Munich es un acontecimiento histórico organizado por primera vez en el año 1810, con motivo de la celebración del enlace entre Luis de Baviera y la princesa Therese van Sachsen-Hildburghausen. Los festejos se extendieron durante cinco días y se repitieron año tras año, a excepción de los tiempos de guerra.

En la actualidad, la fiesta se adelanta algunas semanas porque en septiembre el clima es mejor en Alemania. A lo largo de dos semanas se beben unos cinco millones de cerveza y se comen más de medio millón de pollos asados, 200.000 salchichas de cerdo, quince toneladas de pescado y un centenar de bueyes. En esta ocasión, Salamanca se une a esta fiesta de la cerveza hasta el 15 de octubre. Las carpas se abrirán a las 18.00 horas los jueves, viernes y sábados hasta la 1.00 horas de la madrugada con una hora de margen para el desalojo.

Los domingos, lunes, martes y miércoles el horario de apertura será de 18.00 hasta las 0.00 horas.

2 Respuestas

  1. Toni

    Aunque la cerveza no es lo que se dice adelgazante, tampoco es culpable de la tripa cervecera. Un trabajo publicado en el ‘European Journal of Clinical Nutrition’ demuestra que sus adeptos, incluso los que la toman en grandes cantidades, no tienen por qué soportar grandes barrigas o estar más gordos que los que prefieren otras bebidas o son abstemios. Sin embargo, esto no quiere decir que la cerveza no engorde (el alcohol contiene calorías vacías que se acumulan en forma de grasa) ni que se pueda beber sin control. Por otra parte, otro ensayo recogido en ‘Alcoholism: Clinical & Experimental Research’ revela que la copita de después de comer puede causar caídas bruscas del nivel de glucosa en sangre. Si el fenómeno se repite a menudo, aumenta la resistencia a la insulina y crece el riesgo de diabetes.

Send this to friend