El chocolate Toblerone cumple 100 años

Me acuerdo que de pequeño siempre que iba al cine me compraba mi botellín de Coca-cola y mi tableta de Toblerone en el descanso que hacían a la mitad de la proyección de la película.

Chocolate Toblerone

Descanso que aprovechabamos para visitar el pequeño kiosco que disponía el cine Lobejón en su vestíbulo para comprar y merendar en el tiempo que los mayores se echaban su cigarrito.

Por cierto que hace ya algunos años que dicho cine ha sido suplantado por un gran supermercado. Como dice Toni: “si la cultura vendiese, habría mas bibliotecas que tiendas de comestibles y restaurantes”.

Pues bien nos enteramos que el mítico chocolate suizo Toblerone acaba de cumplir cien años de historia desde que fuera inventado allá por el 1908 por Theodor Tobler y su primo Emil Baumann.

Cien años después sigue siendo el chocolate más exportado de Suiza, con un poder consolidado como lo demuestra que el año pasado batiera su propio récord al fabricar 7.000 millones de paquetes de la famosa chocolatina.

Ahora cien años después los suizos han descubierto que la típica forma triangular que tiene el chocolate no estaba inspirada en el monte Cervino, o Matterhorn, uno de los picos más altos de los Alpes y seguramente el más conocido por su típica forma piramidal, como ellos pensaban. Esta imagen del Cervino comenzó a utilizarse en 1920 pero no fue hasta la década de los setenta que se tornó omnipresente.

Ha sido el nieto del fundador Andrea Tobler el que lo ha descubierto y plasmado en un libro.

Según Andrea, su abuelo era francmasón y la forma triangular podría ser una ilustración de esa pertenencia, porque para ellos esa forma simboliza la “llama”.

Andrea también especifica que los paquetes originales de las cajas que contenían el chocolate ni tan siquiera llevaban el emblema del Cervino, más bien al contrario, tenía un oso, símbolo de la ciudad de Berna, de donde es originario, y un águila transportando las banderas suiza y bernesa.

En el libro da las claves del nombre “Toblerone” y explica que proviene de la unión del apellido Tobler y “torrone”, turrón en italiano.

Precisamente, fue el primo de Theodor Tobler, Baumann, el que tuvo la idea tras un viaje a Alsacia donde conoció el turrón italiano, y le sugirió a Theodor mezclar el chocolate, con la miel y las almendras.

Enseguida el Toblerone se popularizó y fue uno de los productos que formaban parte del inventario del primer Duty Free abierto en el mundo, concretamente, en Irlanda en 1947.

Actualmente, la empresa no es suiza ya que fue adquirida por la compañía estadounidense Philip Morris, a través de su filial de producción alimenticia Kraft Foods.

Vía: antena3.com

Más información: toblerone.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend