Observatorio de Precios de Alimentación y Droguería

Según en qué ciudad vivas el precio de la cesta de la compra de alimentación puede variar hasta un 24%.

Personas comprando alimentos

Estas son algunas de las primeras conclusiones de la nueva herramienta que ha puesto el gobierno para que los ciudadanos podamos ahorrar en tiempos de crisis, o eso creen ellos.

El  primer estudio del Observatorio de Precios del Comercio Minorista de Alimentación y Droguería, que así se llama este proyecto puesto en marcha el pasado mes de septiembre, fue presentado ayer por el ministro de Industria y Comercio, Miguel Sebastián.

Este observatorio de precios se publicará de manera trimestral e incluirá los índices de precios de los productos por clases, provincias, establecimientos y marcas.

En el primer estudio sitúa a la ciudad de Bilbao como la más cara para hacer la comprar y a Salamanca como la más barata. No obstante, la diferencia de precios no sólo se encuentra entre ciudades, sino también entre establecimientos, sobre los que el observatorio concreta que los grupos Uvesco, El Corte Inglés y Consum aparecen como los más caros, y Gadisa, Alimerka y Carrefour son los más baratos.

El ministro Sebastián destacó ayer, durante la presentación del Observatorio de Precios, que con esta herramienta habrá “más transparencia” en los precios para que el consumidor pueda ahorrar cada mes entre 76 y 160 euros.

Salón de Productos y Servicios para Alergias e Intolerancias Alimentarias

El observatorio también analiza la evolución de los precios entre los productos frescos, donde la variación entre las diferentes cadenas alcanza hasta el 74% en el caso de los pescados, el 61% en el de frutas y verduras y el 56% en los productos cárnicos.

Es más, en una cesta de la compra estándar, los precios podrían variar un 12% entre la ciudad con precios más bajos de productos frescos (Cáceres) y la de precios más elevados (Ciudad Real). En el supuesto de realizar una compra económica los precios pueden variar entre un 41% si la efectuamos en la ciudad más barata (Zamora) y la más cara (Huelva).

Aunque todo esto es relativo, ya que en este estudio, no se han valorado otras variables como pueden ser la calidad del producto, variedad de la oferta, atención al cliente o situación de los establecimientos. Y como podréis comprender no vamos ha realizar un viaje de más de 100 kilómetros para ahorrarnos 100 euros.

Cada uno sabe como ahorrarse unos “eurillos” en la ciudad donde vive. Donde comprar para el día a día. Donde ir para realizar la compra semanal o quincenal. Que carnicería es más barata (en relación calidad/precio). En la pescadería más de lo mismo, etc.

Todo esto no es nuevo y estos estudios al final, al consumidor, no le demuestran nada. Más bien al contrario, puede ser un “arma” de doble filo para los establecimientos que han participado en el estudio.

Es de “vox populi” que El Corte Inglés es de los establecimientos más “caros” (aunque en calidad es de los más altos), y que los supermercados Día o Lidl son de los más baratos, aunque de calidad “racanean”.

Por ese motivo la patronal de la gran distribución, Anged, ha criticado la iniciativa por “falta de rigurosidad”, ya que no tiene en cuenta factores como la calidad del producto.

Si quieres conocer todo el informe completo puedes visitar la página web observatorioprecios.es. Hay podrás hacer comparativas de los precios que te ofrecen los supermercados de tu ciudad más próxima.

¿Crees que sirve para algo este tipo de estudios a la hora de elaborar tu cesta de la compra?

Vía: gastronomiaycia.com

Más información: observatorioprecios.es

Más información: Turrónes más baratos

Una Respuesta

Send this to friend