Frutas y verduras raras, son legales

A partir del 1 de julio de 2009 los comercios europeos podrán vender frutas y hortalizas con tamaño o forma “rara”.

La mano de Buda, el limón más curioso

Hasta ahora, esto que parece broma, no estaba permitido en la Unión Europea, por ejemplo, pepinos curvos y patatas nudosas y con formas raras no se podían vender en ningún establecimiento europeo.

Esta mañana los veintisiete países pertenecientes a la Unión Europea han aceptado la propuesta de la Comisión Europea de revocar una serie de normas comerciales que se aplican a 26 tipos de frutas y hortalizas, entre ellas la judía, el melón o el pepino.

Estas frutas y hortalizas “raras” se han venido destinando a la transformación en zumos o mermeladas o bien terminaban en el contenedor de la basura. Por eso lo que hoy se ha aprobado en el Parlamento Europeo permitirá esta ridícula norma, la cual, será bueno para los precios.

La mano de Buda, el limón más curioso

La mano de Buda



Aunque todavía queda un largo recorrido ya que a partir de la entrada en vigor de esta norma, el Parlamento Europeo, tendrá que adoptar aún la talla o forma de estos 26 alimentos de formas raras ya que no serán fijadas por ninguna normativa y será el propio mercado quien lo haga.

Entre los 26 alimentos excluidos de cumplir la norma de comercialización están los albaricoques, alcachofas, espárragos, berenjenas, aguacates, judías, coles de Bruselas, zanahorias, coliflores, cerezas, calabacines, pepinos, setas cultivadas, ajos, avellanas con cáscara, repollos, puerros, melones, cebollas, guisantes, ciruelas, apios, espinacas, nueces con cáscara, sandías y endibias.

Aunque quedarán algunos alimentos, un grupo limitado de 10 productos, que tengan “limitada” su venta, por tener un tamaño o forma “rara”. Los alimentos limitados serán las manzanas, cítricos, kiwis, lechugas, melocotones y nectarinas, peras, fresas, pimientos dulces, uvas de mesa y tomates de mesa.

A partir del uno de julio del 2009 lo que antes veíamos sólo en fotografías y prensa podremos encontrarlo en nuestra tienda o frutería, siempre y cuando, el producto sea puesto a la venta en cajas diferentes y esté etiquetado de modo que pueda diferenciarse del que sí cumple con la normativa.

Vía y foto: elmundo.es

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.