El “Menú Familiar” de Carrefour es insuficiente

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha estudiado el “Menú Familiar por 1 euro al día por persona” de Carrefour para comprobar si es posible que una familia se pueda alimentar de forma equilibrada y suficiente con esta propuesta. La respuesta es que no.

Menú Familiar" de Carrefour
El “Menú Familiar por 1 euro al día por persona” de Carrefour ofrece una propuesta de alimentación básica para una familia media compuesta por 2 adultos y 2 niños. No se tiene en cuenta la edad de los individuos ni su grado de actividad física, criterios determinantes, según la OCU, para calcular sus necesidades energéticas y nutricionales y configurar su alimentación.

Según la publicidad el menú permite llevar una alimentación equilibrada a toda la familia y propone un listado de productos por 28 euros. De entrada, la propuesta de Carrefour no puede considerarse “menú”. Un menú es una combinación de recetas, y esta propuesta no ofrece recetas culinarias para preparar los alimentos, ni tampoco indica una combinación de ellas. Por tanto, no se trata de un menú semanal sino más bien de una simple cesta de la compra. Aun así, ¿basta para una alimentación equilibrada durante una semana para una familia de 4 personas?

Según los expertos para que llevar una alimentación adecuada esta tiene que ser suficiente para cubrir las necesidades energéticas y nutricionales de las personas que la toman. Además tiene que ser variada, capaz de garantizar el aporte adecuado de todos los nutrientes que el organismo necesita, y equilibrada con los alimentos en una proporción adecuada. Una dieta ideal sería la Dieta Mediterránea o bien seguir la Pirámide de los Alimentos.

La valoración, de la propuesta de Carrefour en su primera semana de lanzamiento, llevada a cabo por los expertos en nutrición de la OCU es la siguiente:

  1. Salvo huevos y patatas, los demás alimentos se ofrecen en cantidades insuficientes, que no permiten llegar a las raciones recomendadas de alimentos por persona: por ejemplo, se ofrece tan sólo 3 piezas de fruta por persona para toda la semana…cuando esa es la cantidad recomendada al día.
  2. La selección de alimentos propuesta para una semana no asegura una dieta variada. Por grupos de alimentos, este menú semana ofrece 1 tipo de legumbre, 2 tipos de cereales, 2 tipos de fruta (manzana y naranja), 3 de verduras y hortalizas, 2 de carnes magras (traseros de pollo y costilla de cerdo), 1 de pescado (trucha) y 2 de lácteos (leche y yogur). La variedad de alimentos de cada uno de los grupos es insuficiente. Se incluyen el atún claro y las salchichas tipo frankfurt pero no sustituyen al producto fresco y no están en cantidades suficientes.
  3. El consumo de pan previsto es de 21 gramos diarios, cuando la ración recomendada diaria de pan, a ser posible integral, es de 100 gramos.
  4. La proporción de alimentos que incluye no es adecuada para el equilibrio: faltan hidratos de carbono, verduras y hortalizas, frutas, lácteos, carnes magras y pescados frescos. No hay aceite de oliva ni pan fresco.

En resumen: “la oferta de Carrefour no puede considerarse una selección de alimentos que permita llevar una dieta equilibrada durante una semana a una familia compuesta por cuatro miembros”.

A su vez la OCU ha comparado el precio de la cesta de la compra propuesta por Carrefour con el que podría tener en cadenas de la competencia, y han comprobado que son productos baratos, aunque alguno concreto se puede encontrar a mejor precio en otros comercios, como las naranjas en Mercadona o los huevos en Gadis.

Por ello la Organización de Consumidores y Usuarios ha elaborado unos cuantos consejos para que llevemos una dieta equilibrada al mismo tiempo que ahorremos  en nuestra cesta de la compra:

1. Comprar marcas blancas: Pueden llegar a suponer un 35% de ahorro.

2. Comprar productos de temporada. Estarán en su mejor momento, y más baratos. Consulte nuestro calendario de frutas y verduras.

3. Evitar los alimentos enriquecidos. Una dieta equilibrada proporciona los mismos nutrientes que una dieta a base de productos funcionales y, sin embargo, sale un 33% más cara.

4. Tener cuidado con las promociones, envases grandes, ofertas, etc. No siempre el envase más grande es la opción más económica. Fíjese siempre en el precio por kilo o por litro, que obligatoriamente debe acompañar al precio de venta al público. Tampoco las promociones garantizan un ahorro para el consumidor: el mejor ahorro es no comprar más de lo que se necesita.

Unos consejos que muchos consumidores ya llevamos a la práctica.

¿Crees que estos “estudios” son beneficiosos para los consumidores?, o por el contrario, ¿tienen que ser los clientes quienes den clases de “economía” a las tiendas, supermercados y grandes superficies?

Más información: ocu.org

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend