Ya estamos en Navidad

Las luces de las ciudades ya nos avisan de que la Navidad está a la vuelta de la esquina.

adornos navidad

Ya tenemos los anuncios del sorteo, los de los juguetes llevan ya tiempo echándolos,  de perfumes, sólo quedan ya los turrones y el cava Freixenet, que de esta semana ya no pasa, fijo.

Tenemos ya la Navidad en mente, las felicitaciones, los regalos, que nos pondremos para la cena…..

Pensamos ya cuando será la cena de empresa, el jueves 14 o viernes 15, porque si no la semana siguiente es el sorteo de la lotería 22 de diciembre y vete tú a saber no valla a tocar y no la podamos hacer con los compañeros de trabajo.

La cena de Noche Buena es sin dudar alguna, a no ser una boda, comunión o bautizo, una de las fiestas familiares más importante del año, ya sea como una cena íntima entre pocas personas, o una enorme fiesta familiar, requiere mucha planificación y paciencia.

Os intentaremos ofrecer unas ideas para que vuestra cena y fiesta de noche buena sea un gran éxito, sin perder los nervios.

Es importante hacer una lista de invitados y fijar el número de asistentes según la capacidad del sitio donde se piensa celebrar la fiesta y según el presupuesto que se quiera gastar.

Caben dos posibilidades – invitar a “todos” (familiares o amigos) a la cena, o invitar solo a los familiares más directos a la cena de Noche Buena, y luego extender una invitación a los demás familiares y amigos para una fiesta a continuación de la cena.

Enviar invitaciones a finales de noviembre o principios de diciembre, detallando el horario, el lugar y pedir confirmación de asistencia antes de una fecha específica – el 5 de diciembre por ejemplo.

Esto le dará tiempo para realizar todas las compras necesarias.

Este tipo de fiestas requiere especial planificación.

No olvides prestar especial atención a los siguientes puntos:
El menú: aperitivos, número y orden de platos, tipo de platos (recetas tradicionales de navidad, recetas navideñas, recetas vegetarianas de navidad para los que no comen carne, dulces de navidad…)

Los vinos: elegir el vino en función del menú.

Incluir también bebidas sin alcohol o comprar zumos y hacer un ponche de zumos para ofrecer una opción interesante a los que no beben alcohol.

Y no olviden la bebida que debe acompañar a los aperitivos y cava para el postre.

Decoración de la mesa navideña: es muy fácil adornar una mesa con imaginación, y es una tarea que suele gustarles a los hijos adolescentes.

Comprar velas para la mesa, servilletas de papel de navidad, hacer un centro de mesa con plantas típicas de navidad…

Si prefiere evitar mucho trabajo después de la fiesta, puede considerar la opción de utilizar platos y vasos de papel.

Cada vez hay diseños más sofisticados para gente que quiere prescindir por una noche de la lavavajillas.

Es importante hacer una lista y respetarla.

Si va a comprar al supermercado y se permite ir añadiendo cosas imprevistas a la cesta, corre el riesgo de romper su presupuesto.

Hacer una lista con varios apartados (comida, bebida, adornos, servilletas y mantel….) varios días antes de ir a comprar.

Pegar la lista en la puerta de la nevera durante unos días, para poder ir añadiendo cosas que ha olvidado.

Compartirla con el resto de la familia para que puedan recordarle de cosas que no ha puesto.

Intente preparar todo lo que pueda antes de Noche Buena.

Muchos platos se congelan estupendamente, y la preparación de comida le permitirá ir con mayor sosiego durante la tarde de preparativos.

Todos los dulces de navidad y el turrón por ejemplo pueden prepararse varios días antes de Noche Buena.

Pensar en cómo reducir las tareas.

Por ejemplo, si piensa hacer una ensalada, puede utilizar bolsas de ingredientes ya lavados.

Como veis son muchas cosas que siempre o casi siempre se dejan en manos de quien organiza la cena o comida de Navidad o Año Nuevo, a si que éste año no seáis bajetes y echar una manilla, que os va ha sentar bien y los demás os lo van a agradecer.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.