La cocina oriental siempre ha resultado muy atractiva para atrevidos y ávidos comensales que buscan experimentar nuevos sabores y texturas.

Shoku-Iku, cocina japonesa para una vida larga y saludable

También han sido muchos los chefs que beben y se inspiran de sus técnicas y diferentes productos. Pero en caso de la comida japonesa no es sólo eso, es Shoku-Iku, la manera en que se enseña a los japoneses a comer sano.

Como forma parte de su cultura todo el mundo sabe qué alimentos escoger y cómo cocinarlos y comerlos, siempre pensando en que sean saludables para el cuerpo.

Este libro de Makiko Sano nos revela los secretos del Shoku-Iku —y de cómo consiguen los japoneses gozar de tan buena salud—mediante una serie de principios fáciles de comprender.

Sólo hay que asegurarse de incluir en nuestras comidas cinco colores, cinco sabores y texturas y de que provengan de los cinco grupos de alimentos.

Shoku-Iku, cocina japonesa para una vida larga y saludable

A la hora de cocinarlos, si hubiera que hacerlo ya que en muchos casos no es necesario, Shoku-Iku solo observa cinco sencillos métodos de cocción, incluido el microondas, y donde el horno convencional no es indispensable. De hecho, muchas cocinas japonesas ni siquiera están equipadas con uno.

Gracias a este libro ya podemos comer como los japoneses, siguiendo dichos principios y cocinando las 70 recetas simples que la autora nos presenta. Sin gluten ni lácteos y con muchas opciones veganas.

APÚNTATE AL SHOKU-IKU

  1. Come la mayor variedad de alimentos posible cada día.
  2. Elige productos de cultivo local y de temporada.
  3. Establece un ritmo saludable para las comidas diarias que te permitan comer a horas regulares.
  4. Siéntate a comer, concéntrate y disfruta de las comidas con todos los sentidos.
  5. Si tienes familia, considera la hora de comer como algo sagrado que hacéis juntos.
  6. Piensa en lo que has comido a lo largo del día y elige algo distinto en la siguiente comida para equilibrar la ingesta de todos los grupos de alimentos.
  7. No te saltes ninguna comida. Con ello sólo se consigue elegir con desacierto lo que comerás en la siguiente ocasión.
  8. Combina hortalizas, frutas, leche, pescado y judías en tu dieta diaria. Evita el exceso de sal, azúcar y grasas.

Shoku-Iku, cocina japonesa para una vida larga y saludable

La autora: Makiko Sano

Makiko Sano creció en Tokio, Japón, donde se sumergió en la cocina desde muy joven. Su inspiración culinaria proviene de las mujeres de su familia: su madre, su abuela y sus tías, y de sus bulliciosas cocinas japonesas y estilos de alimentación.

En su familia era muy importante preparar las comidas desde cero, involucrándose en todo el proceso.

Durante los últimos veinte años vive en Londres y tiene un restaurante, Suzu, especializado en tapas japonesas, entre las que se incluyen tanto sushi, sashimi y tempuras tradicionales como platos de su creación.

Empezó a ofrecer talleres de sushi porque la gente no dejaba de preguntarle cómo prepararlo… y desde entonces ha enseñado ya a miles de personas.

Makiko continúa innovando con sus recetas, añadiendo más comida vegetariana y vegana, ingredientes inusuales o platos sin gluten ni lácteos.

Todas están pensadas para ser saludables y deliciosas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend