Guía de Vinos y Maridajes

La “Guía de Vinos y Maridajes” ha sido editado por la Consejería de Agricultura y Pesca, a través de la Empresa Pública Desarrollo Agrario y Pesquero, un libro que se suma a las publicaciones del Instituto Europeo de la Alimentación Mediterránea (IEAMED) para exponer el grado de armonía de los vinos andaluces con los distintos platos que componen la gastronomía propia de la región.

Guía de Vinos y Maridajes

“El mundo del vino es muy rico. A partir de un contexto de consumo tan estimulante como la buena mesa y la amigable conversación, los vinos nos hablan del campo y la naturaleza, de la geografía, el suelo y el clima, de la historia de la humanidad, de la arquitectura y la literatura, de las tradiciones culturales, de los contactos y trasvases entre civilizaciones, de la salud. Abarcarlo en toda su fascinante complejidad es poco menos que imposible. De ahí que los buenos conocedores se desesperen en ocasiones y tiendan a pensar que, cuanto más prueban, leen y viajan, menos saben. Por supuesto, no es así; lo que sucede es que el aprendizaje, a la vez que da acceso a nuevos conocimientos, abre los ojos sobre sucesivas áreas de interés de las que no se era antes consciente y de las que se ignora casi todo.”

La “Guía de vinos y maridajes” nace para ensalzar el valor cultural de unos vinos que forman parte de la historia de la comunidad autónoma, así como su vinculación con la nueva cocina mediterránea como uno de sus ingredientes esenciales. Aunque siempre con un consumo moderado, la calidad de los vinos criados bajo las Denominaciones de Origen asentadas en la comunidad autónoma los avala como ingredientes insustituibles en la nueva cocina mediterránea.

Condado de Huelva, Jerez-Sherry y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), Málaga y Sierras de Málaga y Montilla-Moriles (Córdoba) son marcas que constituyen una garantía de sabor, tradición y cultura para el consumidor.

El libro, tras repasar sus características y los procesos de elaboración, aporta recetas a las que añade, a partir de la opinión de expertos en la materia, cuál es el vino que se erige en el acompañante perfecto.

También pone de relieve la calidad de unos productos que emanan de la tierra andaluza amparados por las cerca de 27.000 hectáreas de viñedos sujetas a alguna Denominación de Origen (D.O.). Ya sean blancos, rosados, tintos, dulces, secos, generosos, jóvenes, viejos, reserva o gran reserva, todos los caldos, según queda reflejado en el libro, tienen una receta a la que complementar.

Por ejemplo, el jamón ibérico de bellota, en este sentido, puede ser acompañado por cualquiera de los vinos de crianza biológica (Condado Pálido, fino, manzanilla) de las diferentes Denominaciones de Origen andaluzas.

Un plato de huevos de choco a la plancha sobre picadillo, por su parte, marida con un vino blanco Condado Joven de la D.O. Condado de Huelva, mientras que la receta de sopa de piel de pepino con helado halla su mejor aliado en el fino de la D.O. Jerez-Sherry.

El vino tinto con madera de la D.O. Málaga-Sierras de Málaga emerge como el caldo perfecto para una receta como la de rabo de ternera estofado con puré de boniatos.

Lo mismo ocurre con el vino blanco joven de la D.O. Montilla-Moriles en el caso de la lubina con cuscús y salsa verde de cilantro, perejil y jengibre.

El amontillado es considerado un acompañante idóneo para la sopa de queso comté con chalotas al laurel, tomillo, romero y vino.

La publicación ha contado con la colaboración de un amplio plantel de expertos en la materia, entre los que destacan Jesús Barquín Sanz, Josep Roca i Fontané, Fernando Córdoba Serrano y Rafael Luque Borrega, sin olvidar la participación de los Consejos Reguladores de las diferentes Denominaciones de Origen andaluzas.

Una guía que nos puede sacar en más de una ocasión de un apuro a la hora de elegir un vino andaluz para un plato de cocina mediterraneá.

La “Guía de Vinos y Maridajes” la puedes encontrar en la Consejería de Agricultura y Pesca o aquí en este enlace

Vía: besana.es

Más información: IAMED

Send this to friend