Guía de restaurantes accesibles en España de la Fundación ONCE

Una buena iniciativa por parte de la Fundación ONCE en colaboración con la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR) y Coca-Cola España, ya que han presentado el libro “Bares y restaurantes accesibles para todas las personas“.

portada_baresyrestaurantes_e

Durante la presentación del libro recordaron que en España hay más de 330.000 bares , hoteles y restaurantes, y que más de 3 millones de clientes no tienen acceso a ellos y si los tienen ha de ser con ayuda de un acompañante o un empleado del propio establecimiento.

Este libro será presentado a la Federación Española de Municipios y Provincias, ya que son los ayuntamientos los encargados de entregar las licencias, así como a los colegios de arquitectos y aparejadores, para que tengan en cuenta las recomendaciones en los proyectos iniciales.

Entre las recomendaciones sobre accesibilidad que el libro recoge pasan por los aparcamientos exteriores, itinerarios, entrada al establecimiento, infraestructura y circulación interior, barra y mobiliario, aseos, instalaciones provisionales, menaje y seguridad.

Pero también recoge otro tipo de buenas prácticas para la atención al cliente, aconseja que se dirija siempre hacia él y no a sus acompañantes, no gritarle, darle información completa, vocalizar correctamente sin muecas excesivas, ayudarse con mímica (gestos y signos sencillos) o escritura, en el caso de los discapacitados auditivos.

Por ejemplo, recomienda que los platos de los menús se acompañen de una somera explicación de los ingredientes del plato y, si es posible, de una foto, evitando letra pequeña y colores o formatos de difícil comprensión.

Asimismo, sugiere que se disponga de cartas en braile, y platos sin gluten (para los alérgico).

Si el cliente fuese discapacitado visual, plantea que se identifique siempre para ser reconocido, preguntar si se requiere ayuda para leer la carta, presentar ordenadamente los distintos elementos de la misma y acompañarle en los desplazamientos, después de preguntar si necesitan ayuda.

En el caso de que el cliente sea deficiente intelectual, recomienda evitar la introducción de factores que puedan provocar stress y atender mostrando interés y restando importancia a los cambios de opinión.

Ante discapacitados físicos, aconseja ajustar el paso al del cliente, acercar o retirarle la silla, abrir las puertas, ubicarle y facilitarle el alcance de los objetos así como servicios específicos ante dificultades de manipulación.

http://sid.usal.es/idocs/F8/FDO19339/baresyrestaurantes.pdf

Vía: discapnet.es

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend