Jordi Cruz y Sergí Arola los nuevos Chefs del puente aereo

Con la llegada del Ave a Barcelona, se ha desatado una “batalla” entre Renfe e Iberia por los pasajeros del puente aéreo entre ambas ciudades.

Sergi Arola

Se ha comprobado, por reloj, que se hace más rápido el trayecto (saliendo a la misma hora) en avión. Pero es en el AVE donde se ahorra más dinero y más tiempo en esperas.

¿Cual es mejor? Cada opción tiene sus devotos y detractores.

Ahora para rizar más el rizo, ambas compañías, se lo van a poner más difícil a los pasajeros, ¿usando qué? lo que más nos pierde…la comida.

Sergi Arola será el protagonista de los fogones de la Clase Bussines Plus de Iberia. Ofrecerá un catering mediterráneo con toques vanguardistas.

La aerolínea ha anunciado varios modelos de menús. A partir de las ocho de la noche servirá cenas, fría en verano, caliente en invierno. Con unos platos tan llamativos como “gnochetti salteados con chipirones y salsa de mariscos”, “tallarines con hongos o berberechos”, “macarrones con gambas, brócoli y calabacín”, etc.

No obstante, entre las 10.30 y 20.00 horas, habrá refrigerios calientes como puede ser un “pan foccacia de hortalizas con mozzarella” o de “cebolla con queso Idiazábal”, unas “cocapizzas de ratatouille con queso y anchoas”, de “butifarras blanca, negra y fuet”, de “pavo, queso y curry” o de “mozzarella y hierbas frescas”, por poner un ejemplo y los dientes largos.

Los viajeros que les toque el desayuno, podrán degustar “tortilla francesa con tomate cherry, fruta fresca, bebida prebiótica, y varios tipos de bollería caliente”, además de los siempre presentes café, pan y mantequilla.

Por su parte, Renfe, tiene a Jordi Cruz como chef estrella, que ofrecerá al pasajero, una vez subido al AVE, una copa de bienvenida, vino, cava o refresco, a gusto del consumidor, después, este podrá elegir entre dos tipos de menús: Gourmet y Exprés. El primero cuenta con entrante, plato principal (carne o pescado) y postre; mientras que el segundo está destinado a aquellos clientes que deseen una opción más ligera.

Los menús de ambas compañías cambiarán en tres ocasiones a lo largo del año, aunque el cliente siempre dispondrá de distintas variedades de pan, bollería, aceite, miel y mermelada. Además, de tener la opción de degustar el famoso pan con tomate.

Renfe también sorprenderá al viajero de la clase Club con sus “Momentos”. Unos caprichos gastronómicos ofrecidos por sorpresa a lo largo del trayecto.

Está visto que el AVE va a por todas, ya que además de todo lo anterior, la compañía ferroviaria, contará también con diez menús especiales, a saber: bajos en sodio, para diabéticos, celiacos, vegetarianos, lacto-vegetarianos, infantiles, etc. Hasta han elaborado menús según las creencias religiosas. Para los católicos que cumplan la vigilia, los judíos y su Kosher y otro especifico para los musulmanes.

La única condición en estos casos es que estos platos deben ser solicitados a la hora de adquirir el billete y con un mínimo de 24 horas de antelación.

Por último, para todos aquellos que no viajen en la “Clase Club” y prefieran visitar el bar, tendrán la opción de tomarse “una cañita” (como dice Renfe) acompañada de unas tapas. Renfe ha creado el concepto “Café 4”, un híbrido de cafetería de toda la vida en el marco del vagón del tren.

Si con esto no tenemos bastante, Iberia presionará aún más al AVE con un nuevo descuento en la compra de pasajes. Todos los clientes que utilicen Iberia Plus recibirán de regalo un billete gratis de ida y vuelta por cada cinco veces que vuelen el puente aéreo.

¿Alguien da más?

Vía: el mundo

Más información: Iberia

Más información: Renfe

4 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend